Estilo de Vida
Leave a comment

Una historia de amor y libertad

Cuando compraste tu membresía de Club Caribe en Villa del Palmar Cancún, seguramente sabias que Cancún se ubica en el estado de Quintana Roo; pero, ¿sabemos todos quién fue Quintana Roo? ¿Sabemos que fue uno de los más denodados combatientes de la lucha por la Independencia y que vivió una apasionada historia de amor con otra heroína del movimiento armado: Leona Vicario?

En efecto, Leona Vicario, culta joven de espíritu rebelde, vivía en la Ciudad de México junto a su tío Pomposo, su tutor, quien era un conservador muy estricto, además de recalcitrante Realista (partidario del Rey y de la Corona Española). Leona amaba la causa de la Independencia y por eso quedó muy impresionada cuando conoció al joven aprendiz Andrés Quintana Roo, quien compartía con ella el fervor independentista, causa de la que hablaba con una vehemencia sólo equiparable a la atracción que sentía por la joven Leona.

El flechazo fue instantáneo; se enamoraron locamente y, gallardo como era, Quintana Roo pidió al tío Pomposo de manera formal la mano de su hermosa sobrina, con quien quería casarse, a lo que el viejo conservador se negó rotundamente, prohibiendo a Leona volver a ver al joven rebelde.

Quintana Roo se marchó entonces a enrolarse en el ejército Insurgente y Leona por su parte, burlando el yugo del tío y con sus propios recursos económicos, se entregó también por completo a la causa insurgente, a la que sirvió de espía y asestó importantes golpes a los realistas, hasta que uno de sus correos fue interceptado y ella perseguida por las autoridades (su propio tío Pomposo la entregó a la policía). Fue sometida a duros interrogatorios pero nunca delató a sus compañeros; le incautaron todos sus bienes; fue declarada culpable y encarcelada en el convento de Belén.

Pero su eterno enamorado no se iba a quedar así: desde su guarida, Andrés Quintana Roo organizó un comando que viajó hasta el convento, y disfrazados de soldados realistas la liberaron y trasladaron a Michoacán donde por fin se casó con el amor de su vida. Ya no se separarían nunca más. Tuvieron dos hijas. Pocos años después España y el mundo reconocerían la independencia de México.

Para los románticos de corazón de Club Caribe nada como visitar el estado que hoy se honra con el nombre de Andrés Quintana Roo, nada como venir a Cancún, última frontera al oriente de la Patria y nada como celebrar esta Fiesta Mexicana con nosotros, por todo lo alto, en tu casa en el Caribe, Villa del Palmar Cancún. La ocasión lo amerita.

Los eventos que se disfrutaron este 15 de Septiembre en Villa del Palmar Cancun fueron:

• Buffet comida típica mexicana (Zamá Restaurant)

Juegos mexicanos (toro mecánico, canicas, lotería mexicana, globos etc. (pool deck)

Show folklórico mexicano

• Tradicional Grito de Independencia

• Rompimiento de piñatas

Comments

comments