Destinos
Leave a comment

Almejas Chocolatas de Loreto

Si hay algo que sin duda debe probar cuando está de vacaciones en Loreto, son las famosas almejas chocolatas. Estas almejas son una exquisitez de marisco difícil de encontrar en cualquier otro lugar del mundo, ¡y las almejas chocolata de Loreto son incomparables! Estas son un verdadero placer para cualquier amante de la gastronomía.

 

¿Las almejas chocolatas tiene sabor a chocolate?

Usted podría ser perdonado por pensar que estas almejas se llaman así porque se cocinan en una salsa de chocolate (que no es tan inusual en la cocina mexicana donde el pollo y la salsa de chocolate son un combo común), o que saben a chocolate. La verdad detrás del nombre, de hecho, se refiere al rico color marrón de sus brillantes conchas.

 

Mega almeja – ¡El tamaño importa!

Las carnosas almejas chocolatas que se encuentran en Loreto son famosas por su enorme tamaño (alcanzando alrededor de 15 centímetros de ancho). De hecho, su nombre científico Megapitaria squalida hace más referencia a su tamaño que a su color. Las almejas chocolatas de Loreto son los bivalvos más grandes (moluscos marinos como ostras, almejas, ostiones y mejillones) de América del Norte.

¿Dónde se puede deleitar las almejas chocolatas?

Las almejas chocolatas se encuentran principalmente en Baja California, México, y si usted visita destinos como Los Cabos, La Paz, Todos Santos, y por supuesto Loreto, puede encontrar algunos de los mejores ejemplos de estas almejas. Tendrá dificultades para obtener almejas chocolatas en cualquier otro lugar del mundo, ya que hay limitaciones estrictas de exportación de estas exquisitas almejas.

Recolección de almejas

Las almejas chocolatas se reproducen naturalmente en los bancos de arena a lo largo de la costa del Pacífico de Baja California y en la costa del Mar de Cortez. También pueden encontrarse, en algunos casos, en el sur de Guatemala.

 

Cómo comer las almejas chocolatas

Usted puede deleitarse con las almejas chocolatas de muchas formas, pero la mayoría optan por comerlas ligeramente marinadas, frías, y se sirve en sus conchas curadas en limón muy similar a los ostiones. Algunos chefs añaden sus propios toques agregando queso, chile y ajo; la sopa de almejas chocolatas es también siempre una opción.

Comments

comments