Destinations
Leave a comment

Equinoccio de Primavera 2020

Aunque Cancún se convirtió en un popular destino turístico en 1968, o sea hace relativamente poco tiempo, una vez fue el hogar de la civilización maya. 

Los antiguos mayas hicieron significativas contribuciones a la cultura y la ciencia. Ellos inventaron el concepto de 0 en matemáticas, así como los sistemas de calefacción y escritura. Eran expertos astrónomos y talentosos ingenieros que hicieron importantes descubrimientos en varias áreas, incluida la ciencia. El 20 de marzo de 2020, venga a presenciar el equinoccio de primavera en Chichén Itzá y compruebe usted mismo el asombroso genio de los mayas y cómo integraron la astronomía con la arquitectura. 

Los mayas utilizaron la astronomía para ayudarlos a mapear los diferentes caminos y ciclos estacionales del sol, lo que tuvo gran importancia para sus cosechas. Hay dos equinoccios (primavera y otoño) y dos solsticios (verano e invierno) que oficialmente marcan el inicio de una nueva temporada. El equinoccio de primavera marca el comienzo de la primavera en el hemisferio norte, mientras que el equinoccio de otoño señala el inicio del otoño en el hemisferio sur. El equinoccio ocurre cuando la posición del sol está exactamente sobre el ecuador, lo que hace que las horas de luz y oscuridad sean iguales (12 horas cada una) en casi todo el mundo. 

Chichén Itzá 

Chichén Itzá era una antigua ciudad maya que ahora es un sitio arqueológico. El Castillo es la pirámide principal, también llamado Templo de Kukulcán. La pirámide escalonada es el templo del dios Serpiente adorado por los mayas como el dios del rejuvenecimiento. El Castillo tiene 365 escalones, uno para cada día del año, y es una representación física del calendario. 

Según la leyenda, Kukulcán regresa a la tierra y visita la pirámide dos veces al año durante el equinoccio de primavera y otoño para brindar bendiciones a sus fieles. La pirámide fue construida por expertos para estar completamente alineada con los rayos del sol durante el equinoccio y, a medida que el sol se pone, crea un espectáculo fenomenal de luces y sombras conocido como el “Descenso de Kukulcán”. Cuando el sol proyecta sus rayos sobre la pirámide, las sombras triangulares permiten contemplar cómo, sinuosamente, una serpiente gigante baja por la pirámide hasta alcanzar la cabeza de piedra ubicada en la base del templo antes de desaparecer por completo. Cuando los antiguos mayas vieron el descenso de la serpiente, les dijo que era hora de plantar los cultivos de primavera y también cuándo cosechar en invierno. 

Haga un increíble viaje de regreso a la civilización maya y vea el extraordinario fenómeno del descenso de Kukulcán durante el equinoccio de primavera 2020. ¡Le garantizamos que no se arrepentirá! 

Comments

comments